despeja tu vida

Despeja tu vida.

¿Te has parado a pensar alguna vez cuanto te afecta el desorden en tu casa, en tu lugar de trabajo? ¿Has sufrido sensación de agobio, de descontrol? ¿Has huido de casa alguna vez por no ver todo desordenado? Seguramente la respuesta sea . A mí me ha pasado y aún me pasa en algún momento. Pero esta situación tiene solución: ordenar y despejar. Tranquilos, no soy una maniática, pero si reconozco que si hay orden y espacio la energía fluye mucho mejor.

“El primer beneficio es el relax que supone para mente y cuerpo estar en un espacio ordenado y donde todo está colocado “. Alicia Iglesias, en su libro Pon orden en tu vida, nos relata que si todo está en orden tendremos sensación de control del entorno, nos da confianza, refuerza nuestra autoestima y nos ayuda a superar retos.

Otra escritora, Talane Miedaner, también describe el orden como forma de despejar nuestras vidas para recibir cosas nuevas.

Vamos a señalar algunos consejos para empezar a ordenar tu casa o tu lugar de trabajo.

Empezaremos con media hora más o menos a la semana para arreglar papeles, cartas, revistas y mandar lo que no sirve al contenedor de papel.

Luego, pasaremos a los armarios. Preguntaros cuanto tiempo hace que no os poneis ese jersey tan pasado de moda. ¿Más de seis meses? Desechado. Preguntaros también cuanto tiempo hace que no vas al trastero a buscar algo. ¿Más de un año? Nada de lo que guardas allí es necesario en tu vida. Puedes prescindir de ello. Así que, al contenedor, a una institución benéfica o al punto limpio. No lo retrases porque podrías tener tentaciones de recuperar alguna cosa que sabes que no te sirve para nada.

Verás todo el espacio que consigues. Ahora la energía fluye y se encargará de llenar ese espacio con otras cosas que te gusten.

De todas formas, hay que tomarlo con calma. No se puede hacer todo en un día. Mejor es empezar por una habitación, luego otra, y cuando se establezca la costumbre, podemos pasar a espacios más complicados como el trastero. (al menos en mi caso este espacio resulta muy complicado). Es un proceso constante que hay que practicar.

Si comenzamos por eliminar ropa, muebles, libros, adornos, después te resultara fácil eliminar grandes cosas como un trabajo insatisfactorio o una relación que no aporta nada. Es un ejercicio muy clarificador en nuestra vida.

¿Te atreves? ¿Comenzamos? Si quieres cuéntame que sientes.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

2 comentarios en «Despeja tu vida.»

  1. Muy cierto lo que dices. Cuántas cosas tenemos que no sabemos que lo teníamos. Fuera lo que no sirve. Hay que ponerse manos a la obra. Gracias por recordar

    Responder
    • Esa es la actitud Ruby. Hay que hacer sitio física y mentalmente para cosas nuevas. Si no dejamos espacio, no podremos tener oportunidades nuevas. Sé que no siempre es fácil pero con práctica se consigue. Poco a poco, generando hábitos. Gracias por tu comentario. Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Suscríbete al boletín

No pierdas ninguna actualización