Blog 1

Practica el perdón.

Te levantas por la mañana temprano. Hoy es un día importante: tienes una cita de trabajo que, si sale bien, te dará un ascenso. Te pones tu mejor traje y vas a coger el coche. Cuando te diriges a tu destino otro conductor despistado, su peque no deja de llorar, empotra su coche contra el tuyo. ¿Cómo reaccionas? ¿Con qué actitud bajas del coche? ¿Dejas que tu ira domine tu respuesta?

No podemos controlar la vida, pero sí puedes controlar como interpretarla y como reaccionar ante ella.

Si un suceso negativo como este, te hunde, te bloquea, te hace estar de mal humor todo el día, pensando una y otra vez en lo sucedido, sólo consigues hacerte daño a ti mismo.

Practica el perdón. Cuando guardas resentimiento consumes tu energía, tu entusiasmo y tu paz mental.

Debemos responsabilizarnos de nuestra vida, y no dejar que nada ni nadie nos controle. Culpar a los demás de nuestros problemas, pensar que no tenemos nada que ver con ellos, que la vida es injusta, solo hace que abandones el control sobre tu vida. Te hace sentir pequeño y débil.

Culpando a alguien por algo, provocas que esa persona pueda manipular y controlar tus emociones, incluso sin que lo sepa. Un jefe molesto y pesado, que te hace sentir poca cosa, por ejemplo, sin saberlo está controlando tu vida. No le permitas hacerlo. Cree en ti mismo, valórate, sé responsable y autosuficiente.

Relativiza lo que sucede, intenta alejarte y pensar que está pasando realmente. Tu mejor arma es la indiferencia. No dejes que nadie te enfade ni arruine tu día.

Perdona. Nunca sabes lo que la otra persona está pasando. No conoces su realidad. Así que no juzgues. Protégete a ti mismo, perdona y perdónate. La ira, el odio, la intransigencia no aportan nada a tu vida. Te hacen perder energía, te hacen sentir triste y enfadado. No hay nada positivo en esas emociones. No te ayudan a ser feliz. Y lo único importante para ti es tu felicidad.

Toma tu vida en tus manos y no dejes que nada ni nadie la controle. Decídete a ser en tu mejor versión, saca a relucir lo mejor de ti mismo y deja que tu vida sea tuya plenamente. Sólo tú eres su dueño.

“Una cosa es reaccionar y otra responder. En esa elección está tu libertad.” (Alex Rovira)

Cuéntame que te parece dejando un comentario.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

2 comentarios en «Practica el perdón.»

  1. Demasiada energía consumida sin necesidad….pero hay días que ni la mejor canalización mental hace que entres en el bucle de…menuda mierda!

    Responder
    • Tienes razón. Pero hay que practicarlo todos los días y poco a poco lo conseguiremos. Todo hábito lleva tiempo pero, al final, si se puede. Sé libre para sentirte bien siempre. Gracias por tu comentario.

      Responder

Deja un comentario

Suscríbete al boletín

No pierdas ninguna actualización